Días de lluvia



 Es verano, pero en Talca hoy está lloviendo.
 Los días de lluvia en estas fechas me dan una cierta sensación de nostalgia. Cuando era chica en estos días con mi hermano poníamos fuentes en el patio para que se llenaran de agua y así poder tomar "agua pura"; una vez pusimos un vaso para recoger el agua que caía de una de las canaletas, fue así como conocí el agua con sabor a techo jajaja.
 Es curioso como uno de pequeño disfruta de cosas tan simples, yo pasaba días enteros esperando a que esas fuentes se llenaran y con eso era totalmente feliz. De grande uno se vuelve complicado y ya nada vuelve a ser lo mismo. Aún así, no soy del tipo de personas que piensa en volver a la niñez ¿para que volver a ser niño, si en el fondo, nunca nos dimos cuenta de lo felices que éramos? Me gusta más la idea de ser adulto y aprender a disfrutar de esos pequeños detalles que uno disfrutó siempre, pero que dejó de valorar con el tiempo.
 Estos días así también me dan ganas de estar en una cabaña bien lejos en la montaña, una cabaña chiquitita con una chimenea y pan amasado.
 ¿Que cosas les gustan a ustedes de estos días? ¿Que hacían en estos momentos de pequeños? Que tengan un buen día!

19 comentarios:

  1. Que tierna tu anecdota, debe ser bonito vivir en un lugar donde llueve hasta en verano! Lamentablemente, yo soy de Copiapó, donde no llueve ni para llenar medio vaso. Aún así, y por lo mismo, era mucho más bonito cuando llovía, por que no pasaba nunca, y uno no se perdía la ocasión de ir a saltar en los charcos y ver si se podía tomar agua si se quedaba con la boca abierta xD
    Ojalá la estés pasando bonito con estos días de lluvia, saludos! (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que antes acá no llovía en verano, pero con esto del calentamiento global el clima ha cambiado mucho!
      Yo también habría la boca para ver si se podía tomar agua, peor nunca se podía, con suerte caía una gotita jajaja, saludos!

      Eliminar
  2. Hoola! acá en Chillán también esta lloviendo, con truenos y toda la cosa jajaja. Cuando pequeña en las lluvias de verano jugabamos adentro con mi hermano, hacíamos fiestas para nuestros peluches jajaja , ahora me encanta quedarme en casa acostada viendo películas <3
    Me encantó tu blog! esta buenísimo, ya te sigoo! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me había olvidado que yo también hacía fiestas para mis peluches, que viejos tiempos, era entretenido. Besos!

      Eliminar
  3. Esa foto me dio una idea de nail art!, pero gran problema, no tengo gris, tendré que ir por uno xD.

    Yo de pequeña jugaba con mis barbies en una especie de roca que parecía piscina dentro de mi casa y me colgaba del gomero, tenía muchas habilidades gimnastas que ahora me da miedo hacer! es que antes no se me ocurría que eran peligrosas u.u

    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que rico que la imagen te sirviera de inspiración, si lo haces me lo tienes que mostrar :)
      En mi casa había un gomero que era de lo más rancio que podía existir, mi mamá se alegraba al máximo cuando al fin le salia una hoja, y al otro día se le caían dos ajajaja. Besos!

      Eliminar
  4. A mi me gustaba acostarme a tomar una crema de espárragos y ver tele con mi mamá.
    lindo Blog te sigo ♥
    http://lovelyscitydreams.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo igual veía tele, me gustaba que me acompañaran a ver monitos animados :) saludos!

      Eliminar
  5. Que envidia, debe ser lindo ver llover en verano, por lo menos para las personas como yo, que vivimos en una zona semidesertica, en donde con suerte caen un par de gotas 1 vez cada 2 años..debe ser hermosa Talca, por lo que se vee en tus fotos, todo de un color verde por donde se mire..Me dio risa lo de "agua con sabor a techo" XD divina inocencia infantil XD...
    Me hiciste pensar en mi niñez..como por aquí la lluvia es prácticamente inexistente, lo que mas recuerdo de esos momentos de mi niñez, era pasar todos los días jugando a la pelota, en una cancha de tierra que en realidad era un sitio eriazo, en donde todos los amigos del barrio jugábamos toda la tarde, en verano sin polera, a pleno sol, llenos de tierra, aveces nos peleábamos a muerte y al otro día volvíamos todos a ser amigos..típica niñez en una población "popular" XD..Es lo que mas recuerdo y extraño de mi niñez, esa libertad, ese tipo amistades que con el tiempo se van perdiendo...
    Me gusta cuando escribes cosas personales, como también cuando lo haces sobre moda :)
    Bendiciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Talca tiene hartos árboles y pasto, me encanta eso. Nunca jugué a la pelota ni nada que tuviera que ver con una pelota voladora porque me daba miedo, ahora me da lata no haber hecho eso, siento que me perdí una parte que pudo haber sido entretenida, y ahora que dices que lo pasabas tan bien, me da más lata aún no haber jugado, quien sabe, algún día me animo. Me gustó tu historia, saludos!

      Eliminar
  6. Me encanta la lluvia, aunque aveces me aburre porque no salgo mucho de mi casa con día de lluvia jajaj ><

    ahahha!!! por cierto, tu pelo es colorin natural, lo cual lo hace maaaaaas hermosoo!! jaja te ves preciosa así!! :D

    saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii! cuando llueve mucho ya no es tan entretenido, no se puede salir a casi ninguna parte!
      Y muchas gracias :)
      saludos!

      Eliminar
  7. Yo no soporto la lluvia..jajaja pero de pequeña cuando caian gotas ponía la lengua igual que con la nieve

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la nieve nunca jugué a eso, cada vez que voy tengo mala suerte y no me toca ver nevar :( saludos!

      Eliminar
  8. hola Daniela....mmmm recordando, me gustaba ir a la cocina sacar a escondidas el tarro de milo, tomar unas cucharadas en una taza, luego agregarles unas gotitas de agua para prepararlo como crema de chocolate... corría a la ventana de mi pieza a ver como se juntaban las gotas de agua....ni pensaba recordar esto, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me comía el milo seco y después me atoraba y empezaba a toser jajaja, saludos!

      Eliminar
  9. La verdad es qeu nuestra mente y concepción del mundo cambia de forma radical conforme vamos creciendo.
    Yo recuerdo que cuando era niña me encantaba que llovera, ponerme mis gotas de agua e irme a saltar a los charcos. Y ya de adolescente también adoraba las tardes lluviosas para ver caer la lluvia sobre la montaña o irme al monte a mojarme, me encantaba esa sensación de rtanquilidad, sentada en una piedra,contemplando la naturaleza, oyéndo las aves cantar y estar tranquila.

    Conforme e ido creciedo y he dejado de tener tiempo libre he dejado de sentir todas estas sensaciones que tanto placer y tranquilidad me proporcionaban.
    Sí, hacernos mayores nos cambia, nos hace más impacientes, más intranquilos, siempre tenemos algo mejor que hacer... Es triste... Pero cierto.

    Me encantaría aprender a hacer como tú y aprender a vivir siendo adulta y disfrutando de los momentos que me da la vida, pero aún me queda un largo camino por aprender.

    Un beso y gracias por entradas como éstas que me hacen reflexionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te gustara la entrada!.
      Que rico que te pusieras botas de agua y salieras a saltar por los charcos, a mi no me dejaban, tenía una salud super mala así que casi siempre tenía que inventar juegos dentro de la casa :(
      Que estés bien!

      Eliminar
  10. Esta ciudad donde vivo, siempre se caracterizó por que casi todos los días llovía, no nos podía faltar la sombrilla, el paraguas y las botas, porque sino llegábamos lavados. Ahora todo ha cambiado, por culpa del asqueroso fenómeno ese, llamado del niño, nos estamos muriendo de sed, tenemos que ahorrar, pues hace dos meses no cae ni gota de agua, los ríos principales, los están atravesando en carro o a pie. Como van las cosas nos tocara salir corriendo. Solo quiero ver la lluvia, golpeando las ventanas, y la ciudad gris, estoy harta de tanto sol.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.