Actitudes Humanamente Pobres Parte I

 Las personas en general solemos tener malas actitudes. Desde mi punto de vista las malas actitudes se dividen en las intencionales y las casuales. Las casuales de deben más bien a situaciones que no logramos controlar a tiempo, como responder mal a algo que nos dicen, mirar a una persona de una forma equivocada y miles de reacciones que tenemos a veces sin antes pensar en las consecuencias que eso podría traer, esas cosas que hacemos o decimos sin pensar si alguien podría llegar a sentirse mal o incluso sin pensar en el daño a nuestra imagen que podríamos causar haciendo algo equivocado. Las actitudes intencionales son esas que pensamos con anticipación, que planeamos para poder lograr algo y bueno, aunque no es lo ideal ni lo esperado muchas personas hacen cosas con intención de hacer sentir mal a otro, por ejemplo, o hablan de la gente a sus espaldas de una mala forma.

 Las malas actitudes que vienen de pronto por una mala reacción son totalmente aceptables ¿a quién lo le ha pasado que por responder algo rápidamente ha terminado diciendo algo que ni si quiera decir? y es que muchas veces uno no mide las consecuencias, y así como uno se equivoca también se equivocan los demás y tenemos que aprender a vivir sin rencores y olvidar esas cosas que pasaron por casualidad, pero sin una mala intención de por medio.

 Hay otro tipo de malas actitudes, sin embargo, que no son ni casuales ni planificadas con mala intención, son simplemente actitudes a las que yo llamo "pobres", y con pobreza no me refiero a la carencia de recursos económicos, sino más bien a ese tipo de actitudes que no puedo llegar a comprender y que más bien hacen referencia a esas actitudes que si alguien nos descubriera haciendo sentiríamos vergüenza de nosotros mismos.

 Una de las actitudes que encuentro humanamente pobres y que es en la que me quiero enfocar son las personas a las que les regalan algo y que tratan de averiguar cuánto le costó el regalo a quien se los dio.A nosotros en nuestra ventas nos pasa a veces que va un pololo a comprar un anillo para la polola y días después llega la polola con la mamá y preguntan cara de palo cuánto vale el anillo y después de que les decimos el precio dicen "ese me lo regaló mi pololo", no puedo encontrarlo más pobre. Ya es pobre que a uno le nazca la duda de cuánto le costó el regalo a la persona, pero que vaya con la mamá es doblemente pobre, o sea, no basta con que uno tenga la idea de saber cuánto costó, sino que además la mamá tiene la misma duda que la hija, eso ya es pobreza familiar.

 Yo me pregunto cuál es la necesidad de saber el precio del regalo. Un regalo para mi es una muestra de aprecio que le hace uno a alguien, una forma de expresar con algo material que te acordaste de ella, o que ahorraste para ella, o que encontraste algo que te recordó a ella y que quería que lo tuviera. Un regalo es una forma material de expresar cariño, pero la expresión va en el hecho de decidir obsequiar algo, no en si gastaste 100 pesos o 100 millones, es la muestra de afecto la que se valora (o debería valorarse), no el financiamiento que tuviste que tener para poder comprarlo.

 Lo mismo pasa cuando alguien te regala algo y te insinúa que el regalo es caro. En mi caso al menos es como si todo mi ser interior explotara mientras trato de sonreir amablemente para evitar ser desagradable, cuando lo que en realidad quiero es tomar el regalo y devolvérselo. Y es que ese tipo de actitudes me hacen sentir vergüenza ajena.

 Yo me pregunto qué es lo que pretenden las personas facilitando la información de cuánto gastaron, porque si pretenden ser más valorados por el hecho de haber invertido más, lo que terminan haciendo es enfatizar la pobreza humana que decae detrás de ese dato. Por otra parte, es aún peor caer en la bajeza de ir al lugar donde compraron tu regalo y preguntar cuánto vale. Desde mi punto de vista insinuar el precio del regalo podría caer dentro de las actitudes casuales que uno comete sin pensar, pero de ahí a decidir salir de tu casa solo con tal de averiguar el precio de algo que ni si quiera vas a comprar, sino que es algo que alguien ya quiso obsequiarte, es una actitud totalmente intencional y absolutamente "pobre".

 Quedo atenta a sus comentarios, que tengan un maravilloso día :D

6 comentarios:

  1. Me gustan estos post cuando Daniela muestra lo que piensa y siente sobre algún tema..eso de que la novia de uno le interese demasiado el valor del regalo que uno le ha hecho, me parece miserable..como tu bien dices Daniela, lo que se debe valorar es el gesto, el cariño que esa persona quiere expresarte..el valor del objeto es irrelevante..me gusta el pensamiento de Daniela, pese a ser una princesa, tiene bonitos pensamientos, sentimientos y valores...
    Ahora, tengo la suerte de tener una novia linda en ese aspecto, que no le importa el valor material de las cosas que le regalo, porque yo vivo regalandole pequeñas cosas; chocolates, peluches, incluso flores (soy cursi aunque no lo aparento xd) y a ella le fascina ese tipo de gesto, pero..me pasa algo Daniela, creo que tiene que ver con mi orgullo creo, me pasa que ella aveces, suele regalarme cosas de alto valor, por ejemplo lo último que me regaló fue un celular que fácilmente tiene que haberle costado más de 80 lukas, y te soy sincero, eso lo valoro mucho, el gesto de ella me encanta, pero a la vez me incomoda, porque siento que no es necesario que el regalo tenga que ser tan caro, te juro que amo tu intención, pero de cierta forma me hace sentir como si fuera un aprovechador (por no decir un cafiche xd), entonces Daniela, en eso estoy, en decidir como decirle que no es necesario que los regalos cuesten mucho dinero para hacerme sentir que me quiere más, sin hacerla sentir mal..me entiendes?..
    Ahora recuerdo que la metalera era genial en ese aspecto, sus regalos eran especiales, por ejemplo; me invitaba a comer ceviche, comida china o un completo, a la orilla de la playa o en alguna plaza..una vez, para nuestro primer aniversario me dedicó una canción en la radio con una dedicación preciosa, y luego me regaló un pequeños peluches de Snoopy que aun conservo (decía que yo me parecía a Snoopy XD)..era de esos pequeños detalles lindos...incluso cuando una vez nos enojamos, un día fue y escribió en la pared de mi vecino del frente: "te amo..aunque seas weoncito, te amo.." obvio que mi vecino estaba enfurecido con que le hayan rayado su pared XD, pero fue lindo ese gesto XD, el pobre vecino tubo que gastar en pintura XD..pero igual sin decir nada lo ayude a pintar, obvio tenía cargo de consciencia XD...
    Y eso Daniela, como siempre, mis comentarios son casi un post XD, creo que deberé de abreviarlos...
    Bendiciones :)

    ResponderEliminar
  2. y yo leo tu post y el comentario de Luis y me parece màximo lo de el rayado! jajajajaja que gracioso!!...(aunque estoy en contra de rayar la ciudad, pero tenìa una intención esta vez ahahah)
    Creo que esta muy bien explicada tu forma de ver... creo lo mismo y no sòlo en los regalos, que obvio me incumben directamente, pero no me gusta nada cuando alguien hace ver lo que le costò algo, puede ser incluso ridiculo considerando que a nosotros ni nos gusta eso. Incluso en la feria de las pulgas cuando compro y me dicen: "es nuevo" o me costo tanto, tanto... y yo pienso si no me importa que este nuevo o cuanto costo, solo pregunte cuanto vale. Aunque entiendo que me ven como una generalidad de cliente y a otro le podrìa importar.
    En cuanto a los regalos no puedo ser màs feliz con algo hecho a mano o que sea justo de mi onda, creo que pensaron en mi, es fome cuando alguien los hace pensando en si mismo o en lo que quiere demostrar.
    Eso! cariños Dani!

    ResponderEliminar
  3. Dani, cacha que me pasa contigo que, en varios de los posts que escribes de las cosas que piensas, muchas veces no coincido al 100% contigo, pero igual me caes re bien, por que siento que piensas harto las cosas y te das el tiempo de preocuparte de otras cosas que a muchas personas a penas se le cruzan por la cabeza.
    Y sí, te encuentro la razón en gran parte del post, pero creo que a veces, el asunto de cuánto se gastó igual puede ser como "importante", como decía el chico de arriba, en especial en el pololeo o eso. Por que si bien la intención es lo que cuenta, a veces como que me duele un poquito que mi pololo me regale cosas caras (por que trabaja para pagarse la U y cosas, entonces siempre anda corto). Me gusta en ese aspecto igual saber que no se gasta demasiada plata en los regalitos que me hace, y siempre le digo que prefiero paseos o cosas así ingeniosas antes que regalos. Ahí si me pongo un poquito loca de saber cuánto cuestan las cosas, pero como por la razón inversa, creo yo xD
    Y lo otro, es por ejemplo, gente que le cuesta expresarse bien, y siente que comprando cosas más caras es más valioso que si fueran baratas. Un ejemplo de esto es mi papá, que es un hombre un poco tosco para demostrar cariño, entonces cuando llega y me compra algo bonito, siempre agrega, entre avergonzado y orgulloso, que "le salió bien carito". Yo antes me molestaba un poco con eso por que me hacía sentir como culpable, pero con el tiempo me di cuenta de que era su forma de decir que quería que el regalo fuera lo mejor posible (por que más encima, siempre me anda preguntando qué regalarle a mi mamá o hermanos, como digo, es bien tosco para relacionarse "emocionalmente", por decirlo así xD) y como hombre que trabaja, se puede gastar la plata en eso. Ahora cuando me dice eso, solo se lo agradezco y le tiro alguna talla xD
    Bueno, pero estoy totalmente de acuerdo en que, si te regalan algo, preocuparte de cuanto les costó solo por el valor de la cosa en sí misma es re bajo, y más aún eso de ir a buscarle el precio a la tienda, que locura más grande D: Por que claro, habla del valor de la cosa, y no de el valor de que te hayan hecho un obsequio, así que en eso puedo decir que te encuentro toda la razón.
    Ña eso, me da por explayarme acá xD Que estés bien mujer, saluditos c:

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una tía que es así, que le encanta regalar cosas caras para restregártelo en la cara después, aparte después decía, bueno mi trabajo me permite hacer estas compras, no como otras personas, jajjaja, recuerdo que aveces dejaba hasta los precios en las cosas.

    Pero lo de ir a ver el precio de algo que te regalaron a la tienda es penoso, triste, desubicado y como decías tu, pobre. Deja el hecho de que alguien puso cariño en buscar e ir por un regalo totalmente en segundo plano y le da más importancia al precio de este, super triste por el pololo de la niña.

    ResponderEliminar
  5. :/ me cargaaaa el cuidalo porque me costó muy caro.
    o cuando te regalan gift card porque aparte de saber el precio es como si no se hubieran dado ni un minuto para buscar algo pensando en ti.
    Una lata.
    Saludos dany

    ResponderEliminar
  6. Siempre paso por acá y leo tus escritos y si bien no siempre estoy de acuerdo.. en este lo estoy 100%.. no entiendo eso de andar hablando de plata o creyendo que lo más caro te da cierto estatus o ese tipo de actitudes que se esconde detrás de las anécdotas que has escrito.. ojalas menos personas pensaran así y más personas se preocuparan en los gestos o simplemente en hacer sentir siempre bien al otro.


    Saluditos

    :)

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.