Cuando el amor se vuelve reciclable



 Últimamente me ha dado bastantes vueltas el tema del amor, específicamente el amor de pareja. Me imagino que la mayoría de las personas se han cuestionado alguna vez en la vida qué es realmente amar, que significa sentir ese sin fin de cosas que sientes solo por esa persona y como incluso podemos proyectar nuestra vida al lado de ese alguien.

 Si le preguntamos a cualquier persona sobre su primer beso o su primer amor, probablemente notemos que esa persona tiende a sonreír al recordarlo. Incluso cuando recordamos un primer encuentro con esa persona que tanto nos gustaba, sea o no la primera vez que nos enamorábamos, sentimos nuevamente esa sensación de felicidad al recordar. Esto no es más que la evidencia de que el amor en un principio estuvo lleno de momentos felices, momentos que quizás con el tiempo se fueron perdiendo, pero que finalmente cicatrizaron y hoy podemos recordar con cariño.

 Son muy pocas las personas que con el paso del tiempo mantienen una relación estable. Si hacemos una estadística entre todas las personas que conocemos nos daremos cuenta (o al menos es mi caso) que son muchos más quienes pasan de una relación a otra o que siempre están conociendo a gente nueva que los que llevan ya tiempo con una sola persona. Y a raíz de esto me pregunto si realmente todas las relaciones que uno tiene en su vida serán muy malas o si es uno quien las va matando con el tiempo.

 Me encanta hablar con las personas, si hay algo que me gusta en la vida es conversar. Y como me gusta hacerlo, me pasa que muchas veces termino conociendo un poquito más de cada uno de ellos, quizás sean personas que solo veo a veces, pero aún así en algún momento hemos llegado a conversaciones un poco más profundas. Y pasa que cuando hablamos de parejas muchos coinciden que a veces sienten ganas de estar solos o conocer a otras personas, quizás solo por la sensación de tener algo nuevo.

 Cuando uno lleva mucho tiempo con alguien es inevitable cuestionarse si esa persona será o no el amor de tu vida, todos hemos sentido alguna vez esa incertidumbre de saber si estamos eligiendo bien o si estamos perdiendo años útiles con una persona que terminará rompiéndonos el corazón (o nosotros a ellos, quien sabe). Pero el punto es que uno siempre está tomando un riesgo, porque aunque existen esas personas que tratan de no ilusionarse, terminan todos ilusionándose igual. Y si todos los que hemos estado con alguien hemos llegado a querer o a amar ¿cuál es la razón de que esa persona ya no esté a nuestro lado? A raíz de esa última pregunta es que me he cuestionado una infinidad de cosas y he llegado a la conclusión que el gran problema de todos es que no sabemos lo que es realmente querer, así es, el problema no es si amamos o no a alguien, el tema es que ni si quiera hemos aprendido a querer.

 Si todos nosotros aprendiéramos a ver a la otra persona como un ser complejo, un ser lleno de sentimientos, como algo casi intocable, quizás recién nos daríamos cuenta de lo que realmente significa esa persona. Pensemos que una persona es un ser totalmente puro, un ser que fue creado, que finalmente nació y ha vivido tantas cosas que le han hecho ser como es, que ha recorrido distintos caminos y que en algún momento de ese camino se encontró frente a ti. Esa persona nos entregó sus sentimientos y se arriesgo a estar con nosotros, sabiendo todo lo que eso significaba. Sé que puede parecer algo normal, pero si pensamos que esa persona nos entregó sus alegrías, sus tristezas, sus miedos, nos daríamos cuenta que esa persona por muy fuerte que se viera, era totalmente frágil ante nosotros. Y así mismo, nosotros nos volvimos frágiles ante ellos. Estar con alguien implica volverte totalmente vulnerable, implica que esa persona tiene en sus manos hacer que una parte de tu vida se vuelva triste o feliz.

 Cuando las cosas terminan, siempre decimos todo pasa por algo, claro que pasa por algo: pasa porque lo arruinamos. Pasa porque realmente muy pocas personas entienden lo que significa querer a alguien. Querer a alguien no es solo sentir amor por esa persona, sino que implica que nuestra acciones son consecuentes con lo que sentimos y que cada vez que recordamos a esa persona no solo pensamos que es alguien maravilloso, sino que también recordamos que esa persona es algo totalmente frágil y quebrantable, y está compartiendo eso con nosotros. Implica que cuando esa persona nos hace daño no le devolvemos otro daño, sino que tratamos de repararlo. Estar con alguien sí tiene mucho de amor, pero también tiene mucho de voluntad. Quizás muchos de ustedes al leer esto están pensando que las cosas terminaron porque la otra persona no los valoraba, quizás los engañó o hizo mucho daño, en esos caso no siento que realmente lo mejor sea volver con esa persona, porque esa persona nunca entendió lo que realmente era quererlos. O quizás son ustedes los que no quisieron. Pero sin importar en qué lado de la moneda haya estado uno, el punto es que el amor se ha vuelto algo totalmente reciclable. 

 Cada día son más las personas que empiezan y terminan con alguien a cada rato. Es más, ni si quiera empiezan, las cosas al final son como parte del tiempo, cosas que vienen y van, cosas que fueron mucho pero que a la vez fueron nada. Todos tienen miedo hasta de pololear, como si pololear fuera el acto más formal de la vida. Miles de personas pensando que desearían estar bien con alguien, pero cuando esa persona llega tienen miedo de comenzar, créanme que sentir miedo es lo más normal del mundo, pero si no se arriesgan a hacer las cosas bien difícilmente las cosas terminen bien. Lo peor de todo son esas miles de personas que están con alguien que reconocen que es maravilloso, pero que se están cuestionando terminar porque algo salió mal o porque quieren conocer algo nuevo ¿realmente están dispuestos a dejar algo bueno por otra persona que ni si quiera conocen? . Querer no es simplemente que ambos se quieran, implica que frente a las dificultades ambos van a estar juntos, que cuando todo salga mal ahí van a estar ambos para apoyarse, que cuando a uno de los dos le comience a ir bien en algo esa persona va a reconocer que parte de ese éxito de lo debe a quien estuvo ahí todo el tiempo.

 Querer y amar implican tantas cosas, cosas tan profundas e importantes que lamentablemente muchas veces tiramos a la basura. El amor se ha vuelto reciclable, algo que tomamos y renovamos cuando queremos. Pero el amor el mucho más que eso, puede que el mundo sea algo totalmente moderno, puede que esté de moda estar con muchas personas, puede que queramos conocer. Pero saben? conocer realmente es cuando tenemos a esa persona a nuestro lado y nos sentimos felices, conocer es cuando tu y esa persona deciden cuidarse y respetarse, cuando ambos caminan juntos, cuando ninguno quiere sobresalir, cuando ambos de cuidan y se protegen, eso, eso también es sentirse libre, libre de sentir porque sabes que la otra persona está valorando lo que tu haces y que está trabajando a tu lado para que todo salga bien. Existen muchas formas de libertad, cada quien elige qué libertad prefiere. Pero no confundamos amor con estar atrapados, al contrario, el amor verdadero es cuando eres libre junto a esa persona, y no implica que dejes a tus amigos, ni a tu familia, ni a nada de tu vida. Simplemente es cuando eliges a alguien para que camine a tu lado y esa persona te elija a ti, pero sin dejar de ser quien eres ni dejar el mundo que te ha hecho llegar a eso.


4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con el hecho de la mayoría no conoce el real significado del amor y se confunde con multiples sentimientos
    yo creo que el significado de amar esta súper manoseado por eso las relaciones son reciclable.
    Muy buen post!
    Saludos!

    http://somoschicasmimadas.blogspot.cl/

    ResponderEliminar
  2. *o* woooow , es demasiado lindo loo que escribiste, es extraño ver este tipo de entradas >...<
    saluditos

    ResponderEliminar
  3. Hola! Quería solo felicitarte por tus excelentes y entretenidísimas notas. Me identifico plenamente con lo que acabas de exponer. ( en realidad también con notas anteriores, pero no me había atrevido a comentar para no quedar como metiche o intruso).
    Muchas Gracias, y te pido disculpas por haber escrito aquí sin permiso

    Adios y mucho éxito para ti en todo

    Enrique M.

    ResponderEliminar
  4. :D excelente post!! contactame porfa soy Carlos te mandé inbox

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.